Isla de Pascua, verdadero espíritu Rapa Nui

22Hay viajes en los que una vez ya de vuelta y una vez en casa sabes que han sido especiales. Pero como describir aquellos paseos por el mundo en los que además de la experiencia vivida el destino en sí mismo derrocha magia. Algo similar a esto y  que sinceramente es  complicado de describir, ha sido mi relación con Isla de Pascua. Un remoto archipiélago, de hecho es la isla más alejada del planeta, en el que prometo que cualquiera que viaje hasta él,  sentirá el “mana” o verdadero espíritu Rapa Nui.

10 5

Como no podía hacer de otro modo, hablar de Isla de Pascua significa hablar de sus Moais. Megalíticas figuras humanas talladas en piedra a lo largo de años en honor y respeto a esos ancestros fallecidos. Es con la llegada del Rey Hotu ´a Matu ´a desde la desparecida isla polinésica de Hiva cuando estos Moais comienzan a erigirse. Inicialmente, se trataba de figuras mucho más robustas y menos definidas que  a medida que nos acercamos a su etapa de esplendor se estilizan hasta alcanzar gran detalle en la talla de la figura humana, boca, ojos y nariz.  Un total de casi 900 representaciones de más de 100 toneladas y más de 10 metros de altura - una parte de ellas enterrada- que plagan todos los rincones de la isla.

Las historias acerca de los Moais y su transporte abundan y son de lo más variado. No obstante,  tras escuchar a más de un Rapa Nui  estoy convencida de que como ellos mismos me contaban,  los Moais “caminaban”, en parte gracias al “mana” o fuerza suprema que poseían los clanes reales y gracias al empuje a ritmo de cantos polinésicos que se hacía de las figuras en posición ya vertical.  Una vez alzados en su “ahu” (plataforma), se procedía a la colocación del “pukao” (moño o sombrero), cuya piedra se  extraía de otro yacimiento diferente (Puna Pau), para finalmente acabar con los ojos.

32 8

Encontrarse con estas espectaculares esculturas es mágico. Basta con  cruzar la calle principal y acercarse a la caleta para toparse con el complejo de Tahai, donde con las olas y el atardecer de fondo quedas hipnotizado ante la majestuosidad de seis Moais (falta uno de ellos) puestos en pie sobre su “ahu” y que parece que no dejan de mirarte. La única palabra que hayo para describir tal momento es magia.  Una fuerza y magnetismo sobrenatural que protege la totalidad de Rapa Nui y que yo misma pude experimentar. No puedes perderte de ninguna de las maneras su Parque Nacional para visitar Rano Raraku, el volcán principal del que se extrajeron el 80% de los Moais durante la etapa megalítica o de Reyes. Aquí además de encontrarse la mayor concentración de Moais en posición vertical, podrás observar algunos a medio tallar aún incrustados en la piedra y deducir el proceso que estos Hanau Momoko (constructores de Moais) llevaban a cabo para su construcción.  Junto a Rano Raraku  son un “must” las dos ventanas y sus cuevas,  Ahu Tongariki, Aka Hanga, Hanga Te´e,  Poike,  la paradisiaca playa de Anakena y Papa Vaka donde se conserva un gran número de Petroglifos con forma de ballenas, canoas, anzuelos y pulpos.  Además, tienes que reservar algo de tiempo para pasarte por ´O Rongo y el increíble volcán Rano Kau, del que proceden el resto de Moais relativos a época pseudo-democrática. La mayor parte de las visitas son gratuitas, aunque la entrada al Parque  tiene un coste de CLP$ 30.000(US 60$), para extranjeros. Si adquieres tu entrada a la llegada en el aeropuerto obtienes un descuento del 15%.

6 7

Para conocer todo esto, la recomendación que extendería a casi una obligación es que lo hagas a través de un guía. Confirmada que esta es la única opción para conocer la historia y espíritu tanto de la isla como de su gente. En la Oficina de Turismo, situada en la Avenida Policarpo Toro, te podrán explicar todas las posibilidades que ofrece la isla. Entre los circuitos que se organizan destacan el Full Day o Día Completo con el que se recorre Ahu ´a Hono Paenga,  la aldea ceremonial Aka Hanga, Rano Raraku,  Ahu Tongariki, Ahu Paro o Te Pito Kura, la Playa Mori o One, así como El Ahu Nau Nau.

De Medio Día, cuentas con dos posibilidades:

1.       Circuito Te Ana, a través del que se visita el Museo Antropológico Padre Sebastián Englert, el complejo ceremonial Tahai, Ahu Te Peu, Ana Te Pahu, Ahu ´a Tiu y Puna Pau.

2.       Circuito Koro Manu, donde se recorre Aba Kai Tangata, Rano Kau, ´O Rongo, Ahu Tahira y Ahu Vinapu.

11 12

Si eres una  intrépida y además cuentas con un poco más de tiempo, te recomiendo la visita a  Po ike y su cueva Ana O Keke, así como adentrarte en el volcán Manunga Tere Vaka.  Verás que las empresas que realizan  estos tours son múltiples.  Aun así, si realmente quieres realizar una ruta auténtica y personalizada que nunca olvides, donde descubrir las más profundas historias Rapa Nui, te recomiendo que huyas de los tours masivos y hagas tu tour con Petero Tutu Pereo ´a, un guía local conocedor  de las más tradiciones más ancestrales de la isla. Con él, no solo conocerás los enclaves más característicos de la isla sino también los más mágicos y recónditos. Y las risas te aseguro que no faltarán en las paradas que haréis bien para recoger guayabas, plátanos o incluso piñas en  el camino.  Además, Petero está especialmente comprometido con el medio ambiente y la sostenibilidad de la isla, por lo que es el único guía que ha apostado por un vehículo  90% ecológico, el cual se vale de baterías eléctricas auto-recargables  y que sólo requiere benzina  para su arranque. A Petero puedes encontrarle en la Avenida Policarpo Toro, sentado en su vehículo junto al mar.

20 4

Si sientes pasión por el deporte, atrévete con el surf ya que las olas son de impresión. También puedes practicar un poco de buceo, ya que la fauna marina de Pascua cuenta con especies autóctonas.  Si prefieres el trekking, los senderos para realizar este tipo de rutas son abundantes.

121 15

Cabe destacar la hospitalidad de los Rapa Nui, de hecho, resulta bastante habitual que los propios empleados o propietarios del hotel donde te  hospedes se desplacen hasta el aeropuerto para recibirte a tu llegada con collares de flores o conchas 100% artesanales. Especialmente acogedora fue mi estancia en el Hotel Puku Vai, inspirado en la herencia artística de la isla combinando la madera y la piedra con motivos que han sido importantes para los ancestros de la isla. Su nombre Puku  “piedra” y Vai “agua”  ya está lleno de significado, pues la piedra simboliza la civilización y el agua representa la naturaleza. Su piscina ubicada en el centro del recinto tiene forma de Tahonga,  emblema de la fertilidad y la prosperidad. Además, todos los días podrás disfrutar de un rico desayuno con frutas frescas como papayas o plátanos que los propietarios recolectan de su propio jardín.  Su ubicación también resulta bastante buena  ya que el aeropuerto Mataveri se encuentra a unos 10 minutos a pie y el centro de la isla resulta bastante accesible.

16 Pebre

La oferta gastronómica también resulta deliciosa en Isla de Pascua. Si las frutas las recolectan de sus propios jardines o incluso de las plataneras que puedes encontrar paseando por la calle, el pescado no puede ser ni más fresco ni más exquisito, pues tal que se pesca se cocina y se come.  Tienes que degustar las empanadas de atún en los restaurantes junto a la playa, así como los inmensos sándwiches o bocadillos de Club Sandwich. Si eres capaz de acabártelos serás mi heroína.  Tampoco puede faltar el camote o batata, la cual la incorporan de manera recurrente en sus platos. Lo mismo con la palta o aguacate, habitual en las ensaladas o el “pebre”, un aperitivo realizado con tomate, cebolla, pimiento, ají y quinoa acompañado de panecillos blancos locales.  Especialmente ricos, los jugos o zumos recién exprimidos a base de frutas tropicales así como los pescados del día preparados a la parrilla o con leche de coco y verduras. Y sin duda algo que me fascinó, el ceviche de atún que preparan en el restaurante Kaimana Inn. No es de extrañar que cuenten a sus espaldas con algún que otro galardón gastronómico.

Ceviche Kaimana Inn Pescado Kaimana Inn

Como ves en Isla de Pascua todo tiene carácter e identidad propia, lo único que realmente puedo recomendarte es que te dejes atrapar por la isla y sientas el espíritu Rapa Nui.

Share This Post

Información relacionada

Etiquetas: , , , , ,
Autor: inma
Fecha: 25 Septiembre, 2012

Comments are closed.