Érase una vez una tierra llamada Escocia…

stonehaven-fireballHace 50 años, en muchas partes de la Escocia rural, la Navidad era tan sólo un día más y la celebración importante era Hogmanay (Fin de año), celebrado el 31 de diciembre. Hoy día, es muy diferente y Escocia celebra un verdadero Festival de Invierno que empieza el día de San Andrés (30 de noviembre) y dura todo el mes de diciembre hasta entrar en el Año Nuevo, anunciado con una de las mayores fiestas del mundo en la ciudad de Howie, dueño de la Tienda de faldas escocesas “kilts”  y  guía oficial para el mes de Diciembre en la visita al país.

Cuando Howie cierra las puertas de su tienda de faldas escocesas al atardecer, acude a su pub favorito, el Thistle Street Bar, un lugar de ambiente muy acogedor y cordial. En la pared exterior hay tableros con los nombres de sus clientes habituales. Para obtener una panorámica de las actividades, se recomienda subir a la gran noria situada cerca del mercado de Navidad de Princes Street Gardens: desde ahí podrás ver excepcionalmente el árbol de Navidad centelleante situado en la colina The Mound, las luces de colores a lo largo de las calles, el fondo del castillo iluminado por los focos, los sonidos y los deliciosos olores de los puestos de venta de comida justo a tus pies. A aquellas todavía más ambiciosas, se aconsejan las colinas de Pentland: el telesilla del centro de esquí MidLothian que ofrece una forma fácil de llegar a la cumbre de la colina. El panorama desde aquí es excepcional, tienes vistas de toda la ciudad, el Firth of Forth y las colinas de Fife. Puedes alquilar esquíes o una tabla de snowboard para bajar. Además con la llegada del Hogmanay, la fiesta está asegurada.

Desde Shetland a los Borders, hay celebraciones por toda Escocia: en Stonehaven, por ejemplo, acogen el Año Nuevo con una costumbre de fuego pagana, haciendo girar bolas de fuego alrededor de sus cabezas. Sin embargo, el evento favorito de Howie es la fiesta de Hogmanay de Edimburgo, naturalmente: mientras que el resto de los europeos sólo tienen una noche para celebrar el Fin de Año y dar la bienvenida al Año Nuevo, los escoceses lo hacen  durante cuatro días ¡y cuatro noches también!

Entre fiesta y fiesta, haz algún hueco para dejarte caer por alguno de los festivales y ferias que también acoge los gaélicos a lo largo del mes de Diciembre:

Feria «Winterfest» de Glasgow: Winterfest Glasgow ilumina la ciudad con una gran variedad de eventos y actividades, desde el encendido oficial de la iluminación navideña hasta la gran fiesta de Nochevieja. George Square, el centro de las fiestas navideñas, se transforma en un paraíso invernal, con una pista de patinaje sobre hielo al aire libre, «Glasgow on Ice», y la gruta de Papá Noel.

Festival de las Bolas de Fuego de Stonehaven:  Toda una procesión de sus habitantes por la calle principal de la localidad mientras balancean bolas de fuego que les protegen de la oscuridad del invierno y dan la bienvenida al Año Nuevo. Se trata de uno de los pocos festivales tradicionales del solsticio de invierno que se conservan en la costa oriental de Escocia.

Festival de Nochevieja del Lago Ness:  Miles de personas acuden a este divertido festival de seis días de duración con excursiones diarias con guía, partidos de «shinty» y de fútbol, bailes con merienda a media tarde, una carrera de patos y demostraciones culinarias, entre muchas otras actividades. Lo más destacado del festival es el «ceilidh» al aire libre celebrado en Nochevieja, que comienza con una procesión de antorchas tras una multitud de bandas de gaitas. 

Navidad en Edimburgo:  Uno de los mejores festivales navideños de Europa regresa con un programa de todo un mes de duración que trae el calor y la alegría de las fiestas a Edimburgo, una ciudad que se transforma en el paraíso del invierno. El festival se concentra en los alrededores de los famosos jardines de Princes Street. Con una maravillosa variedad de celebraciones, tiendas de moda y restaurantes estupendos, todos ellos con el telón de fondo de esta ciudad histórica. Para la fecha, regresan los favoritos de todos los tiempos: el encendido oficial de las luces navideñas, el mercadillo navideño tradicional de Alemania, la manada de renos de Papá Noel, la gran noria, la maratón popular escocesa de papá noeles y la feria Winter Wonderland, además de muchas sorpresas que hacen de Edimburgo la ciudad más mágica donde pasar las Navidades.

Nochevieja («Hogmanay») en Edimburgo: Cuatro días fabulosos (con sus noches) cargados de eventos dan el pistoletazo de salida a la mayor fiesta de Nochevieja del mundo. Con la tradicional procesión de antorchas, actuaciones callejeras, fuegos artificiales, conciertos, «ceilidh», la gran fiesta de «Hogmanay» y la carrera de Año Nuevo para inaugurar el año por todo lo alto: la ciudad entera es una gran fiesta.

Share This Post

Información relacionada

Etiquetas: , ,
Autor: inma
Fecha: 17 Noviembre, 2010

Comments are closed.