Disponer de vuelos low cost depende de las ayudas públicas

vuelos-baratos-aeropuertos-locales

Las administraciones públicas de varias comunidades autónomas españolas se encuentran en medio de una lucha por conseguir vuelos low cost. La batalla consiste en hacer que las compañías aéreas de bajo coste operen en sus aeropuertos. Para conseguir las conexiones entre sus capitales de provincia con otros destinos de creciente demanda, los gobiernos locales deben invertir grandes cantidades de dinero en concepto de promoción turística.

Los vuelos baratos son los más demandados y los que invitan al uso del avión como medio de transporte frente a otras alternativas. Este es el motivo de que las administraciones locales intenten atraer a las aerolíneas low cost a su territorio. Sin embargo, existe una línea de oposición que cuestiona la inversión de tantos fondos públicos en allanarle el camino a las compañías privadas de bajo coste, que se están beneficiando de la competencia entre comunidades, y que ofrecen vuelos que muchas veces no son tan baratos como parece.

Los aeropuertos de tamaño medio deben hacer un gran esfuerzo para contar con una oferta de vuelos asequible y variada. Según los expertos, las comunidades autónomas deberían negociar y ponerse de acuerdo para alcanzar objetivos comunes sin tener que invertir sumas millonarias por separado. En la situación actual, se puede decir que los vuelos son baratos para los pasajeros, pero caros para la administración.

vuelos-low-cost-locales

El dinero invertido en compañías aéreas por parte de las administraciones se hace a través de partidas denominadas “de promoción turística”. Es la única forma de hacerlo en la actualidad, ya que las subvenciones directas están prohibidas por ley. No obstante, la aportación de grandes cantidades de dinero en infraestructuras no asegura el servicio, ya que las aerolíneas únicamente operan a los destinos que resultan más rentables para sus intereses.

Es el caso de Asturias, que suscribió un “convenio de promoción turística” en 2005 con Easyjet por valor de unos 300.000 euros al año. El resultado se considera pobre por parte de diferentes fuentes, ya que los servicios ofrecidos por la aerolínea son cada vez más escasos, suprimiendo la ruta que existía con destino Madrid, y ofreciendo vuelos permanentes únicamente hacia Londres. En estos momentos, ninguna aerolínea low cost se plantea hacer competencia a Iberia, que es la única que ofrece conexión directa con la capital del país.

El precio de mercado ha aumentado en los últimos tiempos. Cada destino europeo de Ryanair, compañía líder en vuelos baratos, tiene un coste hoy en día de entre 500.000 y 700.000 euros al año en convenios de promoción turística. Los cálculos responden a los últimos convenios firmados por el Gobierno de Cantabria y de Castilla y León para el aeropuerto de León, todavía pendiente de firma.

Share This Post

Información relacionada

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,
Autor: olivia
Fecha: 2 Diciembre, 2009

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.