Los vuelos baratos hunden el negocio de la clase business

vuelos-business

La crisis que estamos viviendo ha obligado a las compañías aéreas a ofrecer los vuelos más baratos de la historia, con el fin de frenar el descenso de tráfico de pasajeros. No obstante, la tímida recuperación económica que se está produciendo no ha tenido ninguna repercusión en las compañías, ya que todavía es pronto para volver a los precios de antes. Muchos profesionales del sector opinan que el sector va a seguir perdiendo negocio a largo plazo, debido a que los viajeros se han acostumbrado a volar a precios muy bajos y difícilmente aceptarán una subida de las tarifas.

Ante esta situación, el negocio más afectado para las compañías es el servicio business, un factor clave dentro de las ganancias de las aerolíneas. Tanto empresas como familias están reduciendo costes, y esta política hace que sean muy pocos los pasajeros que deciden viajar en primera clase. La pronunciada caída de la demanda de este servicio explica el 30% de reducción de ingresos que se está produciendo.

Sin embargo, los desastrosos datos no son lo más importante. La mayor preocupación es que esta situación tardará mucho tiempo en remontar, debido a la nueva política de austeridad implantada en las empresas. Las compañías entienden que la solución más acertada puede ser suprimir los asientos business en los vuelos de corta y media duración y mantenerlos en los vuelos largos.

vuelos-intercontinentales

Los motivos de la bajada de precios de los vuelos son múltiples. Por una parte está la situación de recesión económica, que trae consigo recorte de gastos. Por otra está la sobreoferta de vuelos y la competencia feroz de las low cost, que pueden permitirse ofrecer vuelos más baratos reduciendo su ligera estructura de costes. Y por si fuera poco, se añade el hecho de que el petróleo se está revalorizando poco a poco, a causa de las primeras señales de recuperación económica que se están manifestando.

Todo ello contribuye a que los datos sean realmente preocupantes, peores que los registrados los dos años que siguieron a los atentados del 11-S. Las estimaciones de pérdidas del 2009 alcanzan los 11.000 millones de dólares, que se suman a los 16.800 millones del 2008, lo cual arroja un saldo final de 27.800 millones de pérdidas. Sin duda, será necesario aportar nuevas soluciones para hacer frente al nuevo escenario mundial.

Los expertos hablan de nuevas tendencias que empiezan a registrarse por parte de las grandes aerolíneas. Se aboga por la creación de grandes grupos internacionales, con las compañías europeas a la cabeza, entre ellas Lufthansa y Air France. Estos grupos controlarán las rutas de largo alcance, mientras que las low cost se harán cargo del mercado de vuelos de corto y medio radio. Otra de las posibilidades que se contemplan es la de crear compañías especializadas en clase business para viajes intercontinentales.

Share This Post

Información relacionada

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,
Autor: olivia
Fecha: 6 Noviembre, 2009

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.